Si tu hogar necesita un cambio, es posible que tengas dudas de si es mejor una reforma parcial o una reforma integral de la vivienda. Para ayudarte a tomar una decisión, te planteamos una serie de ventajas y desventajas en cada caso. Léelas con atención y decide cuál es la más conveniente en tu caso.

Ventajas y desventajas de una reforma integral de la vivienda

Hay factores que pueden generar serias dudas sobre si es mejor realizar una reforma integral de la vivienda o no. Comenzamos por mostrarte una serie de ventajas y desventajas que te ayuden a tomar la mejor decisión.

Ventajas de una reforma integral

  • La renovación total. La gran ventaja de una reforma integral es que estrenarás una nueva casa.
  • Nueva distribución. Con la reforma integral se puede redistribuir el diseño. Es posible reubicar tabiques, cambiar accesos o ampliar y reducir cuartos.
  • Renovación de instalaciones. Al hacer una reforma integral se aprovecha para cambiar el cableado, para renovar las tuberías de agua o para cambiar la toma de gas.
  • Una sola obra. Otra gran ventaja de la reforma integral es que se hace de una sola vez. No tendrás que preocuparte durante muchos años de volver a tener una obra en casa.
  • Nuevos sistemas y tecnologías. Hoy en día existen nuevos sistemas de aire acondicionado, calefacción, sistemas de sonido, Internet… Con una reforma integral se pueden reconducir y ocultar todos los cables y tubos que han quedado a la vista.

Desventajas de una reforma integral

  • Mas dinero. Una reforma integral requiere una inversión inmediata considerable.
  • Incompatible con la habitabilidad. Los días que dura la reforma no se puede estar en casa. Es necesario ir a un hotel o a casa de algún familiar por un tiempo.

Ventajas y desventajas de la reforma parcial de la vivienda

Una reforma parcial puede tener algunas ventajas sobre la reforma integral. Después de leer los pros y los contras, tal vez consideres oportuno llevarla a cabo o esperar un poco más y transformar por completo tu casa.

Ventajas de la reforma parcial

  • Menos tiempo. Una de las ventajas de la reforma parcial es que se prolongan por menos tiempo. En unos pocos días estará todo listo.
  • Posibilidad de habitar el domicilio. Salvo momentos puntuales, no es necesario que abandones el domicilio durante las obras.
  • Inversión parcial. No hace falta una inversión tan grande como ocurre con la reforma integral.

Desventajas de la reforma parcial

  • Más cara. Si pretendes reformar poco a poco la casa, te saldrá más caro a largo plazo.
  • Desgaste desigual. Nunca tendrás la sensación de estar en una casa totalmente nueva. Unas partes se irán desgastando antes de terminar por completo.
  • Más obras. Cuando termines una obra, comenzarás a pensar en la siguiente.

Ahora ya conoces la ventajas y desventajas de una reforma parcial o una reforma integral de la vivienda. Sea cuál sea tu decisión, confía en AC reformas. Te garantizamos el mejor servicio y un precio inmejorable.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies
Abrir chat
¿Necesitas ayuda?