Una correcta impermeabilización de nuestra casa impedirá que se produzcan filtraciones de agua desde el exterior al interior de la misma. Con ello conseguiremos que el interior de la vivienda esté seco y libre de posibles humedades, goteras o incluso problemas estructurales.

Podemos impermeabilizar diferentes zonas de una misma vivienda. Como podemos imaginar existen tres zonas de importante impermeabilización como son el tejado, zonas de terrazas y cubiertas, ya que están en contacto directo con el exterior y por consiguiente, con las diferentes inclemencias meteorológicas.

Las filtraciones de agua resultantes de no tener una correcta impermeabilización de la vivienda pueden ser causantes de daños costosos tales como: el deterioro estructural ocasionado por la corrosión de metales; desunión de juntas y baldosas; cortocircuitos eléctricos; deterioro directo de la fachada; problemas en la pintura y, como es obvio, todo tipo de problemática directamente derivada de la aparición de humedad.

¿Cómo realizaríamos una impermeabilización de terraza o de fachada?

Lo primero que llevamos a cabo es una limpieza exhaustiva para optimizar el proceso de impermeabilización. El segundo paso es la revisión de las juntas y su rellenado y un saneado completo de la zona. Posteriormente actuaremos sobre las zonas más vulnerables mediante una capa selladora que proteja de filtraciones y humedades. Una vez realizados estos pasos se procede a la instalación de una malla aislante de fibra de vidrio en la superficie a impermeabilizar y que permite la aplicación de pinturas específicas. Una vez en este punto se aplican dos capas de producto impermeabilizante para finalizar el proceso con una última capa protectora.

Como hemos comentado con anterioridad existen diferentes procesos para impermeabilizar un tejado, terraza o fachada. Hemos querido explicaros detenidamente el proceso más común que llevamos a cabo en AC reformas y más en concreto en nuestra división AC fachadas, compuesta por profesionales cualificados en este segmento.

Los trabajos de impermeabilización requieren un estudio previo para poder desarrollar el proceso de la forma correcta. En caso de detectar alguna filtración de agua o la aparición de humedades en paredes es altamente recomendable ponerse en contacto con profesionales para que evalúen los daños y los motivos de estos problemas. No es nada recomendable dejar pasar estas alteraciones en la vivienda ya que podrían conllevar problemas mucho mayores y por eso debemos ponerles solución lo antes posible.

En AC reformas podemos realizarles un presupuesto a medida sin coste ni compromiso.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies
Abrir chat
¿Necesitas ayuda?