Reformamos y adaptamos un baño para personas con movilidad reducida

La normativa para la adaptación funcional del baño ya sea en un piso, en una casa, local, oficina… Es muy clara:

  1. Dimensiones del baño que faciliten las actividades diarias de la persona.
  2. Puerta de acceso al baño corredera o abatible, así como, los mecanismos de apertura de la misma adaptados a la altura de la persona.
  3. Instalar lavabo suspendido, sin pie, de altura no superior a los 85cm.
  4. Grifería adecuada monomando y que sea lo suficientemente alargada.
  5. El inodoro debe instalarse de tal forma que a uno de los lados del mismo nos quede un hueco libre de al menos 80 centímetros, para así poder realizar una transferencia lateral desde la silla de ruedas. La altura del inodoro dependiendo de la persona. El asidero del inodoro del lado de la transferencia siempre tiene que ser abatible.
  6. Suelo de ducha contínuo en todo el baño antideslizante o bien plato de ducha de obra medidas mínimas 100 x 100cm u 80 x 120cm. Asiento de ducha antideslizante o silla (en esta ocasión nuestros clientes ya contaban con una silla de ducha con ruedas)

Con la adaptación funcional del baño conseguimos eliminar barreras arquitectónicas y adaptar el hogar a las necesidades de la persona.

La adaptación funcional del baño es algo personalizado para cada persona ya que va en función de las capacidades y necesidades de cada uno.

Y aquí nuestra última adaptación del baño realizada en un piso de Palma de Mallorca

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies
Abrir chat
¿Necesitas ayuda?